Cómo escribir un currículum sin experiencia

Todos hemos sido jóvenes y primerizos alguna vez y nos hemos planteado cómo escribir un currículum sin experiencia. Aprended a destacar vuestras habilidades y educación.
5
Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

¿Quien no ha estado alguna vez en su vida en la situación de tener que pensar cómo escribir un currículum sin experiencia para ello? Todos hemos sido jóvenes y hemos tenido un comienzo en la andadura profesional. También han estado en esta situación las personas que reclutan candidatos para un puesto de trabajo.

Así que ¡No os preocupéis! Lo que vamos a hacer es ocuparnos, y ver las claves para hacer un currículum sin experiencia que sea de calidad y  llamativo.

En primer lugar, es importante resaltar que en las ofertas de trabajo suelen recalcar la experiencia que se necesita para un determinado cargo. A veces no exigen ninguna experiencia porque la propia empresa se hace responsable de una formación temporal. Otras veces sí piden más experiencia en puestos similares. En cualquier caso, hay personas que tienen la capacidad de aprender muy rápido y merecen una oportunidad independientemente a su experiencia laboral.

Si estáis interesados en tener un currículum llamativo para conseguir vuestro primer empleo… ¡Continuad leyendo nuestro post!

¿Estáis seguros de que no tenéis experiencia?

curriculum sin experiencia

¿Buscáis qué poner en un currículum sin experiencia? Seguramente hay mucho más de lo que pensáis a simple vista, y todo ello es lo que podéis aprovechar para convertir vuestro currículum en un documento llamativo e interesante.

Aunque no se trate de un contrato laboral como tal, es posible que a lo largo de vuestra vida, de vuestra formación académica o bien de vuestras actividades durante el tiempo libre o las vacaciones, hayáis realizado acciones que son útiles para las funciones que se ejercen en un puesto de trabajo.

Vamos a ver algunos ejemplos:

  • Las prácticas. Hoy en día nos encontramos con que en cualquier tipo de formación, desde una carrera universitaria, pasando por un máster o un módulo, llevan como actividad obligatoria unas prácticas finales para hacer uso de todos los conocimientos que se adquieren. Haber hecho prácticas es una oportunidad perfecta para llenar vuestro currículum en el apartado de la experiencia laboral.
  • Voluntariados. Son muchas las personas que durante los años de formación dedican los veranos a hacer voluntariados. Desde ayudar en algunas facetas en nuestro propio país, como los bancos de alimentos, hasta ir a otros países a colaborar en ONGs, son lugares donde aprendemos mucho de lo que luego necesitaremos para desempeñar un trabajo: responsabilidad, eficiencia y comunicación, entre otras cosas.
  • Proyectos personales. Donde incluso pueden formar parte los proyectos académicos, como hacer un grupo de apoyo en los estudios. Estos proyectos pueden ser una respuesta buena a la hora de preguntaros qué poner en un currículum sin experiencia, porque hablan de vuestra capacidad de trabajar en equipo, de organización y de gestión.
  • Talleres, campamentos o intercambios. Son otras de las ocupaciones que pueden formar parte de la sección de experiencia laboral del currículum de una persona que está empezando. Son muchas las empresas que valoran positivamente que una persona realice todo tipo de actividades fuera de sus obligaciones básicas, como pueden ser los talleres para aprender más y poner en práctica algunos conocimientos. Esto mismo sucede con los intercambios, que además aportan la experiencia de practicar idiomas.

En definitiva, hay muchas labores y tareas que desarrollamos a lo largo de nuestra vida y que hablan de ser personas proactivas, decididas a aprender más y sin miedo a las situaciones nuevas. Esto es, sin lugar a dudas, uno de los puntos que más pueden valorar los reclutadores de las empresas. Es importante saber cómo destacar todo esto para convencer a quien nos lee, y así demostrar que tenéis mucho potencial y no solamente un currículum sin experiencia.

Estructura de un currículum sin experiencia

Hay algo que es muy relevante a la hora de intentar buscar trabajo por primera vez, sin tener una experiencia previa. Conviene entregar un currículum con la misma estructura y bloques visuales a los que están acostumbradas las empresas, e intentar completar cada sector del currículum con los mejores datos sobre nosotros mismos.

Por tanto, la estructura de un currículum sin experiencia debe de ser la misma que la de cualquier otro currículum. Eso sí, dándole más importancia a otras secciones que no sean la de la experiencia laboral.

Resaltar las habilidades

Es importante dedicar un espacio de nuestro currículum a hablar de nosotros mismos como futuros trabajadores, y no solo en base a nuestra educación y experiencias. Saber describirnos y hacer ver cómo podríamos resolver ciertas situaciones del día a día en nuestro puesto de trabajo, es muy importante para causar una buena impresión.

Esto adquiere especial relevancia en un currículum sin experiencia, porque si no podéis hablar prolongadamente sobre los trabajos en los que habéis estado, lo mejor es que habléis de la valía que tenéis para desempeñar trabajos futuros.

Hablar sobre la educación

currículum de no expertos

Aunque se dice que es más importante la sección de la experiencia profesional en un currículum que la de la formación y estudios, esto no quiere decir que esta última no sea también fundamental.

El tiempo que hayáis dedicado a formaros, a aprender y a estudiar para profesionalizaros el día de mañana es muy importante, y, por supuesto, llamará la atención de todo el que lo lea. Si no tenéis mucho que contar sobre dónde habéis trabajado anteriormente, podéis poner todos los estudios, cursos y aprendizaje que puedan seros útiles para desempeñar las funciones que requiere la empresa con la que contactáis.

Conclusiones sobre escribir un currículum sin experiencia

En suma, de cara a redactar vuestro primer currículum, es importante tomarse un tiempo previo para reflexionar sobre vosotros mismos y vuestras mejores habilidades. Podéis escribir en un papel cuáles son vuestros puntos fuertes, y de esta forma intentar plasmarlos en el currículum.

Con una buena actitud, un currículum atractivo y que resalte lo que mejor podéis aportar a la empresa contactada, vais a terminar por conseguir el trabajo de vuestros sueños.

Para cualquier otra duda, o si queréis que hablemos más largo y tendido sobre cómo desarrollar un currículum en condiciones, podéis escribirnos a través del formulario de contacto. ¡Hasta la próxima!

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Compártelo