Cómo cambiar de trabajo a los 40

Cambiar de trabajo a los 40 puede parecer todo un reto, pero en realidad tiene infinidad de ventajas. Aprended en qué debéis actualizaros y por qué la experiencia puede jugar a vuestro favor.
5
Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

¿Alguna vez os habéis planteado cómo cambiar de trabajo a los 40? ¿Si es esta una decisión arriesgada y es mejor conformarse con lo que ya teníamos? Debéis saber que no estáis solos: según las estadísticas de Microsoft en su índice anual de tendencias laborales, entre un 40% y un 50% de los trabajadores preguntados deseaban cambian de trabajo, e incluso de ámbito laboral en este año 2021.

Cuando sentimos en la vida que no estamos igual de ilusionados con nuestra carrera profesional, es momento de replantearse todo y darse la oportunidad de empezar otra vez. Estamos convencidos de que debemos disfrutar de nuestra profesión, y que nunca es tarde para ello.

Si creéis que cambiar de trabajo a los 40 es arriesgado, tenemos que llevaros la contraria y deciros que hay infinidad de ventajas. ¿Os gustaría saberlas? ¡Veamos unas cuantas!

Cómo encontrar trabajo después de los 40

Cambiar de trabajo

La situación de la que partir es una clave fundamental en el hecho de cambiar de trabajo a los 40. No es lo mismo alguien que tiene claro a donde se quiere dirigir, que quien simplemente quiere reinventarse e investigar otros sectores laborales para ver cuál le gusta más.

También puede ocurrir que simplemente hayáis perdido un trabajo, y necesitéis encontrar otro, sin contemplar un cambio de sector, sino solo de puesto. Para todas estas posibilidades, conviene tener en cuenta lo siguiente:

  • Quizás el mercado laboral ha cambiado desde la última vez que estábais buscando trabajo. Por ello, conviene hacer una investigación previa y un poco general sobre cuáles son los salarios, las condiciones y los contratos.
  • También viene bien hablar con amigos o personas que hayan estado buscando trabajo hace poco, para saber si a la hora de realizar la entrevista o de pasar el proceso de contratación, hay algo con lo que debéis poneros al día.
  • Si hace muchísimo tiempo que no veis vuestro propio currículum, es conveniente actualizarlo. Intentar adaptarlo a alguna plantilla más moderna, o darle algún toque para hacerlo más atractivo, como bien os contamos en nuestro post de cómo hacer un currículum atractivo.
  • ¿Habéis pensado en estudiar algo para añadir nuevas habilidades? ¿Un idioma, por ejemplo? Conocer un idioma siempre es muy positivo de cara a reinventaros.
  • Añadir internet a vuestra búsqueda de empleo para saber cómo cambiar de trabajo a los 40, es algo prácticamente obligatorio. Hay muchas empresas que solamente publican sus ofertas a través de plataformas como Linkedin, o como Infojobs.

Ventajas de cambiar de trabajo a los 40

Ante el posible pánico que puede causar tener que volver a encontrar trabajo de nuevo, debéis  considerar que, lejos de lo que piensa mucha gente, superar los 40 años y poseer un bagaje profesional amplio y especializado, solo puede jugar a nuestro favor.

Es, por tanto, una característica con la que debéis intentar jugar siempre a vuestro favor. Podéis enfocar el hecho de cambiar de trabajo a los 40 hacia el hecho de ser personas con muchas inquietudes, que quieren ampliar su experiencia y probar otros campos laborales. Además, también podéis hacer ver que contratar a una persona con mucha más experiencia en diferentes puestos, es un acierto seguro con respecto a una persona que está empezando, y a la que hay que explicarle más cosas.

Trabajo a los cuarenta

Nunca debéis dar por hecho que una persona más joven y con menos experiencia va a ser seleccionada para un puesto de trabajo antes que vosotros. Hay espacio para todos, y seguramente habréis observado que en las propias ofertas laborales se piden un mínimo de años de experiencia, algo en lo que, desde luego, lleváis ventaja.

La experiencia en el trabajo no es la única ventaja que podéis encontrar de cambiar de trabajo a los 40. La realidad es que también la madurez emocional es una carta a vuestro favor: encontrar a una persona serena, que inspire confianza y seguridad en la toma de decisiones y labores del día a día, es algo que las empresas siempre buscan. Y es cierto que la edad también aporta este tipo de virtudes.

¿Cómo encontrar la motivación para cambiar de trabajo?

Al principio del artículo os hemos contado que un gran porcentaje de personas encuestadas, tienen en mente cambiar de profesión en cuanto puedan. Este dato nos habla de varios puntos interesantes:

  • Ya no existe tanto ese perfil profesional de persona que ocupa el mismo puesto durante toda su vida, o una gran parte de ella.
  • La edad de jubilación se va retrasando cada vez más, y por tanto es posible cambiar de trabajo o reinventarse varias veces.
  • En épocas de incertidumbre es cuando nos planteamos si realmente somos felices con lo que tenemos.

Cambiar de trabajo a los 40 es hacerlo como con cualquier otro momento de la vida. ¿Os habéis planteado qué pensaréis cuando tengáis 70? Seguramente que os habría gustado tener la valentía y la decisión de apostar por un nuevo trabajo, una nueva oportunidad de encontrar la motivación en el ámbito laboral.

La incertidumbre sobre si cualquier decisión de la vida nos va a salir bien, siempre estará ahí. Pero no debemos añadir la edad como si fuese un punto negativo, Muy al contrario, es completamente normal según pasan los años plantearnos cada vez más si la vida profesional que escogimos nos hace felices a día de hoy.

En el caso de que estéis buscando un nuevo trabajo a los 40 porque habéis perdido el anterior, o porque las condiciones laborales eran malas y simplemente queréis aspirar a un contrato mejor… ¡Os decimos lo mismo! Hay que encontrar la fuerza, la energía y la seguridad sobre nosotros mismos y nuestras capacidades. Solamente de esta forma conseguiremos lo que nos hayamos propuesto.

Y hasta aquí el artículo de hoy: esperamos haberos animado un poco a decidir cambiar de ámbito laboral si eso es lo que en realidad queréis. Solamente quedaros con el consejo de analizar bien el mercado laboral de forma previa, de actualizar vuestras posibilidades y ampliar la red de contactos para tener todas las ofertas posibles.

Si queréis comentarnos algo sobre este tema, o tenéis dudas en general sobre recursos humanos, sobre currículum o cualquier otra cosa… ¡Escribidnos siempre que queráis!

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Compártelo