Cómo hacer una carta de presentación

Cuando enviamos una carta de presentación a un proyecto laboral, estamos mostrando la primera impresión que tendrán de nosotros. Aprender a hacer una carta llamativa, original y que hable de nuestras mejores aptitudes es clave para conseguir un buen trabajo.
5
Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Cuando encontramos una oferta de trabajo interesante, y empezamos a evaluar la forma en la que podemos acceder a ella y encontrar un trabajo que nos guste, lo primero que tendremos que pensar es cómo hacer una carta de presentación para esa empresa.

La carta de trabajo es la primera impresión que van a tener de nosotros, y por ello debemos entrar en el ámbito de ese proyecto de la mejor forma posible. Seguramente os puedan surgir muchas dudas: ¿Cómo se hace una carta de presentación? ¿Qué estructura tiene y qué información debemos dar? ¿Tiene que ser un complemento a nuestro currículum vitae?

Todas estas dudas las vamos a tratar hoy, vamos a ver cuál es la estructura de una carta de presentación y algunos consejos para hacer de ella una primera descripción de nuestras mejores aptitudes. ¡Continuad leyendo el post!

Consejos para redactar una carta de presentación

A menudo dedicamos mucho esmero a la presentación de nuestro currículum vitae, pero lo cierto es que según los datos que recoge Linkedin, 2 de cada 3 empresas pide para concertar una entrevista tener una carta de presentación del candidato. Tiene mucha lógica, ya que en un currículum podemos ver los méritos y logros de una persona, pero no obtendremos una primera impresión de cómo se expresa y qué características le hacen perfecto para un puesto de trabajo en concreto.

Cómo hacer una presentación

Además de saber qué poner en una carta de presentación y qué pasos seguir para redactarla, os queremos dar unos consejos generales muy útiles para causar buenas sensaciones a las personas que reciban nuestra carta:

Ser conciso

Lo más recomendable es, sin lugar a dudas, ser conciso y dar información determinada. Es cierto que las empresas dan importancia a que los candidatos envíen cartas definiéndose mejor, pero si reciben muchas y alguna es especialmente larga, puede que la descarten precisamente por ello.

Lo mejor es hacer un esquema previo para saber cuáles son los datos ineludibles, y cuáles son más secundarios, y por tanto solamente pondremos si tenemos espacio. La extensión más recomendable para una carta de este tipo es entre tres y cinco párrafos.

Buscar la originalidad

Una carta de presentación de empresa debe ser formal, pero original y única. Es cierto que lo mejor es encontrar una estructura clásica y seguir los parámetros que suelen tener estas cartas, pero no debemos caer en el error de ser demasiado asépticos y expresarnos como si fuésemos un robot.

Lo mejor es emplear un tono cercano y respetuoso, describirnos no solo en el ámbito profesional, sino también aportando algunos valores personales que nos hagan mejores trabajadores, como la perseverancia o la buena comunicación.

Buena redacción y ortografía

¡Aquí viene uno de los puntos más cruciales! Una carta de presentación, por muy descriptiva y bien argumentada que esté, puede irse al traste si tiene faltas de ortografía o está redactada de forma incorrecta.

Por ello, tened siempre en cuenta:

  • Hacer la carta en algún programa que detecte las faltas de ortografía, como Word.
  • Leedla varias veces antes de enviarla, incluso dejando pasar un tiempo prudencial entre medias para detectar errores que no se hayan visto a priori.
  • Consultad, si es necesario, con otras personas si consideran que la redacción es buena.

Destacar los puntos fuertes

La emoción de una oferta laboral nueva puede llevarnos a escribir demasiado y describirnos en todos los aspectos de nuestra experiencia. Un texto largo, como os hemos dicho, puede distraer e incluso agobiar, por lo que lo mejor es ser concisos también describiéndonos a nosotros mismos.

Antes de empezar, podéis apuntar en un papel cuáles son vuestros puntos fuertes a la hora de trabajar, y sobre todo pensando en qué puntos son los que más vais a aplicar a la oferta laboral que os ha llamado la atención.

Presentación laboral

¿Qué estructura tiene?

Ahora que sabemos algunos puntos a tener en cuenta para iniciar una carta de presentación… ¿Cuál es el siguiente paso? Desde luego, es saber qué estructura debe tener este tipo de carta, para así poder utilizarla como plantilla para todos los datos y experiencias que queremos escribir:

  • Los datos propios y los de la empresa a la que nos dirigimos: los nuestros (nombre, teléfono, email y dirección) deben ir en la parte superior derecha. Por otro lado, los datos de la empresa (la persona a la que va dirigida la carta, dirección y departamento) en la parte superior izquierda.
  • El saludo, dirigido a la empresa en general o bien a la persona en particular que haya formulado la oferta laboral.
  • Nuestra presentación, es decir, quienes somos, cuál es nuestra profesión y por qué nos dirigimos a la empresa.
  • El cuerpo de la carta, donde debemos explicar nuestra experiencia laboral y nuestras mejores capacidades (sobre todo las que tengan relación con el puesto de trabajo específico).
  • La despedida, en la que se expresa nuestra ilusión por formar parte del proyecto y se abre la posibilidad de concertar una entrevista personal.

Qué poner en una carta de presentación: ejemplos

¿Son todas las cartas de presentación iguales? Definitivamente no. Hay algunas cartas que sirven como acompañamiento para enviar el currículum, otras que responden a una oferta laboral específica y otras que sencillamente se mandan a proyectos que nos interesan, pero que no han formulado una oferta laboral como tal.

Esto marca la diferencia a la hora de decidir qué poner en una carta de presentación, pues habrá algunas donde se hable de nuestra experiencia general, y otras que describan nuestras aptitudes para un empleo en concreto. También existen las cartas de presentación dentro del ámbito académico, para pedir becas, por ejemplo.

En definitiva, lo más importante para saber cómo crear la carta de presentación perfecta es conocer bien los valores de la empresa a la que vamos a dirigirnos, así como saber qué es lo mejor de nosotros mismos como profesionales y plasmarlo de una forma sincera y cordial.

Si tenéis dudas con respecto a cómo desarrollar una carta de presentación para un trabajo muy concreto, o quizás os gustaría que ampliásemos la información sobre todo esto, solamente tenéis que escribirnos a través del formulario de contacto. Mientras tanto seguiremos aportando información útil acerca de las relaciones laborales y cómo llevarlas de la mejor forma posible.

Currículum vitae

¡Hasta el próximo post!

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Compártelo