Todo lo que debes saber sobre el currículum de un recepcionista

¿Cómo hacer el currículum de un recepcionista? ¡Leed atentamente las claves para elaborarlo y mirad nuestro ejemplo!
5,0
5,0 de 5 estrellas (basado en 2 reseñas)

¡Bienvenidos un día más a nuestro blog! Hoy os vamos a contaros todo lo que debéis saber sobre cómo hacer el currículum de un recepcionista. Esta es una profesión amplia y con alta demanda de empleo, por lo que teniendo en cuenta algunos puntos importantes no tendréis ningún tipo de problema para convertiros en un candidato idóneo.

Cuando hablamos de ser recepcionista, normalmente se piesa que se trata de trabajar en la recepción de un hotel o alojamiento turístico. De hecho, gran parte de la formación al respecto tiene que ver con esto. Pero también es posible ser recepcionista de diferentes empresas, de clínicas o de centros educativos.

En cualquiera de los casos, una persona que se dedique a ser recepcionista debe reflejar a través de su currículo que es abierto y tiene buenas habilidades comunicativas. También es importante tener grandes dotes de organización y manejar bien los programas informáticos que tienen que ver con bases de datos (para clientes), con organización de agendas (para citas o diferentes horarios) y con el email o vías de comunicación.

¿Cumplís todo esto, tenéis la formación y experiencia necesaria para ser recepcionistas en algún lugar y aún así estáis buscando la clave para encontrar trabajo? ¡Podéis fijaros en el ejemplo que os hemos puesto de cv de recepcionista al principio de nuestro blog, hecho a través de nuestra app de plantillas. Y para lo demás… ¡Continuad leyendo, porque os vamos a dar algunos buenos consejos!

Las competencias en un currículum de recepcionista

currículum de un recepcionista

Aunque el cv de un recepcionista debe tener los apartados convencionales que hay en cualquier tipo de currículo, lo cierto es que el apartado de las competencias cobra especial relevancia en este sector profesional. Muchas veces la formación no es tan específica como puede ser la de un arquitecto, por ejemplo, que simplemente debe reflejar que ha estudiado la carrera universitaria de arquitectura para ejercer.

En el caso de los recepcionistas, pueden haber estudiado desde turismo hasta alguna formación profesional de administración, pueden haber tenido simplemente experiencia trabajando en diferentes recepciones y etcétera. Así pues, lo más importante es mostrar qué competencias o habilidades son las que mejor os van a venir de cara a desarrollar vuestro futuro trabajo.

¿Cuáles son las habilidades más importantes para llamar la atención de los futuros reclutadores? Empecemos por las aptitudes duras:

  • Los idiomas, un apartado absolutamente primordial sobre todo si estáis buscando trabajo en la recepción de hoteles o alojamientos turísticos. Es algo que vais a tener que estudiar si queréis dedicaros a esto, y nosotros os recomendamos empezar por el inglés. Eso sí, idiomas como el francés, el italiano o el alemán tampoco os van a venir mal.
  • Las competencias informáticas, que no deben de ser muy amplias pero sí centrarse en todas las herramientas digitales que tienen que ver con la gestión y organización: excell, principalmente, pero también otras del Microsoft Office. Es posible que también debáis conocer algunas bases de datos que se suelen utilizar, y que generalmente se pueden aprender fácilmente.
  • Las diferentes vías de comunicación con muchas personas. Por ejemplo el uso del teléfono, que no solamente consiste en marcar sino en conocer la forma de dejar llamadas en espera o utilizar diferentes vías. También el email, y algunos programas para envío de emails masivos como es Mailchimp.

¿Y qué hay de las competencias blandas? ¡También son muy importantes! Sobre todo estas:

  • La comunicación en su sentido más amplio, pasando por la amabilidad, simpatía y respeto. Saber de qué forma dirigirse a los clientes, a los jefes o a las diferentes personas con las que tendréis que comunicaros a lo largo del día es fundamental. En ese camino también es importante ser asertivo.
  • La organización: tendréis que tener claro cómo asignar las citas, de qué forma conseguir que se repartan bien a lo largo de la semana laborable y, por tanto, tener un sentido del orden que sea estricto. Hay personas para las que esto es realmente sencillo, pero otras necesitarán de diferentes técnicas o programas para ayudarse a ser organizados.
  • La resolución de conflictos, ya que surgirán, como en cualquier área laboral, problemas que hay que solventar. En la gran mayoría de empresas admiran mucho esta competencia para elegir al futuro candidato.
  • El trabajo en equipo, ya que de la misma forma que deberéis comunicaros con clientes, también tendréis que hacerlo de forma constante con otras personas de la empresa. Por ejemplo, en el caso de trabajar en un hotel, con una cocina para avisar de cuantas habitaciones están reservadas el fin de semana, con la limpieza para dejar las habitaciones perfectas, y etcétera.

¿Qué errores se deben evitar a la hora de redactar el cv?

cv recepcionista hotel

Es fácil leer esta serie de consejos y pensar que lo vais a poder cumplir. Pero… ¿No os convendría también saber qué errores debéis evitar? ¡Pues vamos con ellos!:

  • Leed atentamente los requisitos de la oferta e intentad hablar de ellos en vuestro cv. De nada sirve decir, por ejemplo, que tenéis experiencia en determinado área que ni si quiera se nombra en la oferta, y esto podría suponer un gran error y el motivo de ser descartados sin seguir leyendo.
  • ¡Sed siempre sinceros! Las mentiras y exageraciones son el error más común de los que se pueden cometer cuando se redacta un currículum de recepcionista. Si, por ejemplo, nunca habéis manejado la base de datos que se utiliza en una clínica dental, no digáis que sí. Es mejor decir que no la conocéis, pero que tenéis experiencia con otras y que aprendéis rápido.
  • No habléis en exceso de vuestras aptitudes personales. Aunque hay algunas que os pueden ayudar, como el hecho de ser personas abiertas y con dotes para la comunicación, no debéis centraros en comentar lo majos que sois, que seguro que sí, sino en contar, por ejemplo, los idiomas que habláis.

¡Y ya hemos terminado nuestro artículo por hoy! Esperamos, de verdad, haberos ayudado a tener las claves para hacer un buen currículo de recepcionista. ¡Mucha suerte en vuestras futuras ofertas laborales y muchas gracias por leernos!

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Compártelo